Calidad – Seguridad – Adaptabilidad

 

Un equipo de profesionales. Un servicio a medida. Más de 10 años de experiencia. ¡Para disfrutar de un heliski único!

El Val d’Aran, ubicado en el centro de los Pirineos, te ofrece más de 400 km2 esquiables, repartidos en 5 áreas, que representan más de 120 bajadas. Este potencial único en Europa permite ofrecer un heliski de gran calidad. Si quieres conocer la Val d’Aran, ¡Déjate llevar, te vamos a sorprender!

Descubre el otro lado del Valle. Un territorio salvaje y sorprendente con todo tipo de descensos: desde bajadas fáciles con pendiente suave; a descensos por corredores… Diseñamos las actividades de heliski adaptadas a las necesidades que cada uno. ¡Te esperamos para una jornada inolvidable!

 

Nuestra filosofía

Nuestro objetivo es compartir nuestra pasión por la montaña y el esquí contigo, para que puedas descubrir esta preciosa región de la Val d'Aran con las mejores condiciones. Organizamos tu estancia a medida; de este modo tú eliges el ritmo y la intensidad de la actividad.

Nuestro compromiso: en caso de anulación, si el helicóptero no puede volar, proponemos el cambio de la fecha de la salida o la devolución de la totalidad del pago.

 

Seguridad

   La base se sitúa en el helipuerto de Vielha. Todas nuestras actividades heliski empiezan por la presentación de un briefing de seguridad, una presentación del material, descripción de su utilización y de las formas de actuación en el helicóptero.

   MaterialCada participante será equipado con:

  • Mochila ABS
  • Pala
  • Sonda
  • Detector de víctimas en avalancha (ARVA Evo4)

   Los helicópteros son los H125, antiguamente llamados Eurocopter B3, de la compañía española Habock Aviation Group. Son los mejores helicópteros en operaciones y prestaciones en montaña con capacidad para 5 pasajeros (4 riders +1 guía).

   A lo largo de toda la temporada tenemos contratado a un nivólogo; su trabajo consiste en realizar los perfiles de nieve y transmitir la información que concierne a la estabilidad. Sus informaciones permiten conocer las evolución en el terreno de las últimas horas. Además, contamos con el gran trabajo de LAUEGI (Centro de Aludes de la Val d’Aran), que participa en la elaboración diaria del boletín de avalanchas.

   En caso de accidente y dependiendo de la gravedad, disponemos de un enlace directo con el equipo de rescate del Val d’Aran (GRM Pòmpiers Aran), que permite la intervención rápida, gracias a la disposición de nuestro helicóptero.

Una pequeña vista previa

FAQ

Es preferible llevar unos esquís anchos (mínimo 90 mm de patín) para facilitar la flotación en nieve polvo. En snowboard elige una tabla más larga y con una espátula grande para no quedar detenido.
No es necesario ser un buen esquiador para realizar heliski. Si sabéis girar manteniendo los esquís paralelos podéis hacer heliski. Por el contrario, para que podáis apreciar y aprovechar plenamente vuestra salida de heliski, es preferible tener una buena condición física.
El helicóptero puede llevar un máximo de 6 personas: el piloto, el guía, más 4 personas. Así que es preferible constituir un grupo de 4 personas, aunque también podéis reservar vuestra plaza individualmente. Cada grupo está dirigido por un guía de alta montaña.
El desnivel medio de los descensos es aproximadamente de 700 m. Los descensos varían entre 600 y 1.000 metros de desnivel.
El Valle de Arán ofrece un terreno con una extensión de 400 km2, entre 3.000 metros y 1.500 metros de altitud, sin ninguna restricción de puntos fijos. Por eso presenta unas posibilidades de realizar descensos prácticamente ilimitadas (más de 120 bajadas enumeradas en un total de cinco áreas permiten adaptarse a las condiciones y requisitos de todos los esquiadores).
Para un grupo en buena condición física y con una buena técnica de esquí fuera pista se puede realizar hasta 12/13 rotaciones en 1 día o sea un desnivel de 8.500/9.500 metros.
Las primeras bajadas están muy cercanas al helipuerto, se tarda más o menos 4/5 minutos hasta llegar a la cima.
Se puede considerar que tenemos 2 temporadas: la temporada más fría, que va de diciembre hasta finales de febrero, mientras que desde marzo hasta abril encontraremos condiciones de nieve primavera. La temporada puede empezar pronto en diciembre y normalmente se acaba a finales de abril.
Para acceder al Valle de Arán lo más rápido es llegar al aeropuerto de Tarbes o Toulouse. El Valle de Arán se encuentra a 1.30h /2.00h de estos dos aeropuertos franceses. Desde Barcelona, hay que contar un trayecto de alrededor de 4h 30min.